Los 8 desafíos que enfrenta hoy la economía española...


elEconomista.es
11/12/2013 - 19:14
La economía española ha salido de la recesión, pero no de la crisis. Para dejarla atrás es necesario abordar, a corto y a medio plazo, numerosos retos que exigen cambios de gran calado en las empresas, en la educación y en el sector público. Solo de ese modo mejorará la competitividad del tejido productivo y la eficiencia de las instituciones y empresas y se reducirán los riesgos de exclusión laboral y social existentes. Así lo indica el tercer Informe 2013 Fundación BBVA-IVIE bajo el titulo Crecimiento y Competitividad.
El Informe señala dos grandes objetivos para que España pueda competir en el mundo actual y alcanzar una etapa de desarrollo duradero: promover una competitividad avanzada y duradera, e impulsar un crecimiento generador de empleo e incluyente.
Los autores advierten de que algunas de las actuaciones necesarias no están recibiendo la atención que merecen por parte de los programas de reformas, ni tampoco por los agentes sociales y la opinión pública. Así, los ocho retos que cita el informe son:
1.- El primer reto es el cambio del patrón de inversión, para basar mucho más la acumulación de capital en los activos intangibles; información digitalizada, innovación y competencias económicas que potencien la imagen de marca, mejoras en la gestión, en la organización del trabajo y formación.
La prioridad ahora no es aumentar las dotaciones de capital físico por ocupado sino el uso de la capacidad infrautilizada y del capital humano. La inversión en intangibles en España es baja -menos del 40% de su inversión en activos tangibles, cuando en Estados Unidos representa un 150% de los tangibles-, señala el informe, y su composición no es la más adecuada.
Las mayores debilidades se encuentran en el reducido peso de la I+D y los gastos en la mejora del funcionamiento interno de las empresas (organización empresarial), incluida la formación de los trabajadores en el puesto de trabajo.
2.- El aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen la fragmentación de las cadenas de suministros y la internacionalización. Es muy importante que la especialización aproveche las ventajas de la externalización y de la internacionalización de actividades -mediante el outsourcing internacional o la inversión directa en el exterior-.
3.- Un tercer reto para España es atraer inversión extranjera poniendo en valor sus ventajas competitivas ante las estrategias de deslocalización de empresas foráneas. Muchas multinacionales ubicadas en el país confirman con su permanencia que España es un territorio atractivo en el que es posible alcanzar niveles competitivos de productividad y costes, en especial tras las caídas de precios de los últimos años.
4.- Un cuarto reto es abordar cambios en la estructura, dirección y gestión de muchas empresas, en especial de las más pequeñas.
Las estrategias empresariales dependen con frecuencia de propietarios con escasa cualificación para manejar la actual complejidad tecnológica de las organizaciones y de los mercados.
Mientras el 71,1% de los directivos son universitarios, ese porcentaje se reduce al 10,5% entre los empresarios con asalariados y al 10,3% entre los autónomos, pero estos dos últimos grupos son los mayoritarios.
5.- El quinto reto para mejorar la competitividad es el aumento de la productividad del trabajo y la formación de los trabajadores. Aunque en España el porcentaje de puestos de trabajo de alta cualificación representa ya alrededor de un tercio del total, en otros países esa cifra se aproxima al 45%.
6.- Absorber una gran bolsa de parados con escasa formación, pues la exclusión laboral está siendo un factor clave del mayor riesgo de pobreza. Es necesario contemplar todo el arsenal disponible de medidas para paliar el problema que representa el desempleo: aprovechar con decisión el potencial flexibilizador del nuevo marco surgido de las últimas reformas del mercado de trabajo para facilitar en la medida de lo posible la creación de empleo.
7.- Un séptimo reto es garantizar el acceso a servicios públicos fundamentales como la educación y la salud, claves para igualar las oportunidades de los grupos sociales más amenazados por la pobreza.
8.- El octavo y último reto para la calidad del crecimiento es hacer eficientes los servicios púbicos, como ponen de manifiesto las actuales dificultades financieras. Si no se presta n de manera eficiente, minimizando coste s y maximizando el volumen y calidad de los mismos , los problemas de sostenibilidad financiera se harán más presentes.

www.peritoinformaticoensevilla.com

¿Te ha gustado? ¿sí? Pues ahora sígueme a través de tu email

Donde se valoran las cosas sencillas

Pablo Guerrero, mi cantautor favorito, en el teatro Alcala de Madrid, diciembre de 1977.